La Naranja Radioactiva

La Naranja Radioactiva

Periodismo Ciudadano para Venezuela y el Mundo

Publicado por el 26/02/2017. Categoría: Lo mas RT, Opinión

Critica a Carlos Raúl Hernández y su guía de bolsillo para ser un buen extorsionado.

Rolando D. Molina | @naranjara
Me gustaría hacer una crítica destructiva del artículo de Carlos Raúl Hernández porque se presta para ello pero quiero hacer más destacable su utilidad para la comprensión de la situación de los prisioneros políticos. Tratando de omitir toda la verborrea aplicada por  “Carlos Raúl” el texto, este  comienza de la siguiente manera: Hay una campaña sucia y sistemática contra Henri Falcón, Manuel Rosales y  cualquier conato de racionalidad en las decisiones opositoras”. Ya de entrada el comenzar a leer esto te hace asquear tanto al escrito como al autor, pero debemos tratar de superar esto porque si, aunque no lo crean esto tiene un carácter didáctico, todo el mundo sirve para algo, así sea para mal ejemplo, y este es el caso del ocaso de Hernández, ya no le podemos pedir más a lo que no da pa’ más.  La crítica de “Carlos Raúl” se enfoca en los ciudadanos que utilizan su libre albedrio y se rehúsan a adoptar la manera en la que él ve las cosas, critica el que la sociedad no se someta como una oveja más del rebaño y sigan el camino de las elecciones regionales donde obviamente ya de entrada aboga por el Dream Team: Falcón, Rosales y cualquier otro mediocre que se le ocurra de aquí a allá.   Y haciendo analogía al pensar de un filosofo italiano que al parecer no recuerda llama bestias y ratas a los políticos que no se ajustan a su pensar, hasta ahí obviamente estamos en presencia de un demócrata, respeto y consideración al pensar de los demás.   Bueno o simplemente el más claro ejemplo del personalismo, una persona que piensa que los intereses del común debe subordinarse a sus ideas  y a las aspiraciones personales de los lideres partidistas, o lo que es lo mismo, el pueblo debe ser el alimento para que los líderes de la idea personalista de alguien se lleve a cabo, no hay interés en servir al pueblo sino en que el pueblo sirva incluso si ha de sacrificar su vida en medio del hambre y la enfermedad, todo sea por el estatus Quo!.

Luego entramos a un segundo párrafo donde muy en lo particular pienso que estaba ebrio nuestro amigo “Carlos Raúl”, o como simplemente dice una hermosa persona con la que converse al escribir esta publicación, ya de tanto tratar de explicar lo inexplicable se termina irremediablemente por caer en la locura. Hernández termina criticando  la forma en la cual se ha defendido a Leopoldo López.  Tengo que aclarar que en este particular del escrito solo puedo decir lo que creo entender de lo que dice nuestro “supuesto etílico amigo”, con todo el temor de equivocarme: El critica que los partidos estén haciendo una campaña por la Liberación de López y manifiesta que estas acciones deben ser llevadas por aquellas organizaciones que luchan por los DDHH.  Yo imagino que esto lo dice porque al estar los partidos y sobre todo el fundado por él (López) exigiendo libertades de prisioneros en el escenario político esto ocasiona que los partidos no puedan imponer sus intereses personales sobre el interés ciudadano.  A “Carlos Raúl” a pesar de que quiere recordar a los demás ciertos puntos que expone manifiesta síntomas de amnesia selectiva, y se le olvida que estos partidos a los cuales hace referencia sin nombrarlos son partidos cuya constitución son la de “movimientos sociales”, la nueva era, lo más cool!.  Y no es de la forma fosilizada de hacer política la manera en que funcionan.  No es prometiendo plazas o prometiendo generalidades sino  promoviendo acciones sociales enfocada en los derechos de los ciudadanos, y sorpresa!, la libertad es un derecho de los ciudadanos.  Finaliza el párrafo con la crítica a la visita de Tintori a la Casa Blanca a verse con el Presidente Trump al que él clasifica de “Populacho”.  Cosa que no me queda claro porque es ahora que es presidente que es populacho y antes de serlo… ¿ no era un fanático capitalista?.

El tercer párrafo del texto publicado por “Carlos Raúl” es el más interesante por llamarlo de alguna manera porque a pesar de que intenta hacer una crítica de TRUMP, lo que describe es LA GUIA DE BOLSILLO PARA SER UN BUEN EXTORSIONADO, y queda claro cómo es que la MUD presiona a los familiares de estos notorios presos políticos y los intentan someter a sus demandas.  La vil extorsión.  El viste!, a Leopoldo lo maltratan por tú culpa porque fuiste a ver a Trump, eso que dices es cierto, el está pagando el castigo de tu visita a la casa blanca, así que no lo vuelvas a hacer.  Ah bueno como fuiste a ver a Trump ahora su estatus de “persona detenida”  ya no es ese, ahora es preso político, ahora esa puerta que tenias ya no la tienes, ahora ni candidato, ni cargo público,  ni indulto.   Hasta aquí vemos a “Carlos Raúl” y la posición que representa ser el propio carcelero de Leopoldo, el que lleva y trae, sin dejar a un lado su papel de manipulador del pensar de las personas, o al menos de pretender hacerlo.  Califica de torpeza la reunión con Trump  de quien dice: “el populacho estaba formado por gente sin escrúpulos ni ética, dispuesta a cualquier bajeza, –más allá de su status social–“.  Yo no sé si yo he leído algo si quiera parecido a esto pero dirigido a Chávez o a Maduro.

Párrafo cuarto, empezamos con la frase: “Cualquier iguana podía prever que se cobrarían con el preso desvalido”.  He aquí lo que llamamos proyección psicológica, “Carlitos Marx, digo Carlos Raúl” – es que defiende tanto al régimen que ya me confundo- distorsiona la realidad en beneficio propio, el castigo que sufre Leopoldo infringido por el régimen no es culpa del Régimen sino de los asesores de su esposa que fue a reunirse con Trump.   Es decir, Tú tienes la culpa que él esté como está porque no me pones las cosas fáciles para yo ayudarte.  Yo te quiero pero tú vienes y me haces daño.  “Carlos Raúl” recalca que: “Nadie genera más rechazo en el mundo que Trump, incluso en Estados Unidos donde perdió la medición electoral por tres millones de votos. Su diferencia con los revolucionarios de por aquí, es que allá existen instituciones hasta ahora invulnerables”.  Error “Carlitos”  el rechazo que tiene Trump a nivel del exterior lo tiene por sus políticas ante determinados países, hasta ahora Trump se ha reunido con varios presidentes y ninguno le ha hecho el feo. Y en cuanto al descontento o no de las personas el sistema electoral de EEUU fue claro y tampoco es que Hilary fuera la más   amada en comparación con Trump.  Pero como dices “por ahora” la estructura de Estado  protege a los ciudadanos a través de la institución así que debemos asumir que el populachón es presidente de los EEUU, presunción que no tiene como privilegio Maduro “el no populachón”  al no funcionar las instituciones en Venezuela.  Pero no!,  eso no lo ves tú porque pareces un carnicero, le cortas un pedazo a cada sector para poder criticarlo y lo haces porque te sería imposible mantener tu tesis si hablaras del entorno general como tal, por eso solo hablas de lo que te conviene.

Párrafo Quinto,  “Carlos Raúl”  nos lleva al dilema de que fue primero… ¿el huevo o la gallina?: “A una mente humana normal le cuesta digerir cómo es que pasa la prueba de integridad reunirse con él (Trump), pero reprueba hablar con Zapatero, Torrijos, Fernández y hasta con el Papa”. Hernández aquí nos narra el origen de una sociedad distópica que nacería del contacto con Trump y el Senador Rubio a quienes clasifica como el Ku Kux Klan –Que conste que hasta ahora a Maduro no le ha tirado un piropo de esos  directamente-  y teme que esta sociedad sea algo así como la novela de Pierre Boulle, “El Planeta de Los Simios” pero menos simios porque es del lado de la oposición.  La verdad es que aquí si tengo que aplaudir a Carlos Raúl porque es un hombre con un gran sentido de optimismo, el piensa, el cree, que existe todo el tiempo del mundo y que todo sigue una evolución lineal sin importar que la gente se muera de hambre o enfermedades, eso no es variable que afecta su raciocinio.  El no ve el desastre en el cataclismo que  vivimos, en el mar de angustias que navegamos y en la Venezuela que apesta a montañas de muerte.  El ve la catástrofe ideada en su mente “cerrada” que el mismo se invento para poder tratar de dar una razón a lo que no es que no pueda explicar sino que no tiene explicación.

Hernández finalmente luego de estar balbuceando en párrafos anteriores lo que quería, incluso inventándose una fundamentación invoca el surgimiento de una facción política “que le tire a Trump” y que opaque a aquellos que califica de: Violentos, soeces, ruines y que son la viva imagen de los bolivarianos, según él, ambas caras de la revolución. Esto es muy ilustrativo por aquí se le declara la Guerra a la mitad que no esta de acuerdo con la MUD.   “Esencial que las fuerzas democráticas conserven la fisonomía centrista que han tenido desde 2006 hasta ahora”,  es decir, el estatus QUO que no nos ha permitido salir de esto, y haciendo énfasis a la fecha en la cual no teníamos mayoría en la Asamblea Nacional.   Y como Carlos Raúl no sería Carlos Raúl sino la “cagara” finalmente como cierre llama a los que se levantaron en 2002, sifrinos, malrabicos y hasta satanicos ya que según eso fue lo que transmitieron, yo me imagino que eso lo transmitieron cuando eran abatidos por disparos mientras se desarrollaba una marcha pacifica bajo el Puente Llaguno.

¿Mis conclusiones?, mejor déjenme las suyas en los comentarios.  Pero si quieren saber mi opinión en realidad es que este sujeto es un hablador de paja que está cuidando su cuota de parasito de una parte de la sociedad que convive con esta desgracia.  Y que si bien el Régimen quieren estar en guerra con el pueblo eternamente esta oposición quiere ser el contrincante eternamente porque le trae beneficios del contrario.   Una lucha eterna entre dos amigos donde quienes ponen los muertos es el pueblo.   Y este articulo de Hernández expone la realidad de que ya no pueden controlar la situación, de que la dirigencia controlada se cuarteo y la disidencia controlada ya no existe por ende.  Lo que hay es miedo, un llamado a gritos para mantener el estatus QUO y no por salvar al país.

Articulo de Carlos Raúl Hernández al cual hago referencia.

Visto: 683 veces

Deja un comentario