La Naranja Radioactiva

La Naranja Radioactiva

Periodismo Ciudadano para Venezuela y el Mundo

Publicado por el 9/01/2017. Categoría: Economía

Mueller: “Venezuela se dirige hacia el “Default”.

Por Antony P. Mueller | MisesInstitute

Es sólo cuestión de tiempo para que Venezuela no este en condiciones de pagar su deuda externa. Después de un breve repunte en 2009, cuando las reservas de divisas del país se situaron en más de $40 mil millones. Venezuela ha estado constantemente ha desangrando sus reservas hasta llegar a $10 mil millones. En 2016, Venezuela comenzó a vender oro para compensar la pérdida de sus reservas monetarias. Como consecuencia, las reservas de oro de Venezuela cayeron de más de 360 ​​toneladas a menos de 190 toneladas. Aparte de que en el caso de que una potencia extranjera, como China, por ejemplo, acudiera como prestamista, el incumplimiento de Venezuela parece inevitable (gráfico 1).

Venezuela no sólo es víctima de la caída de los precios del petróleo, si bien esto es lo que tiene mayor efecto inmediato sobre las finanzas del país. Los ingresos petroleros financian más de la mitad del presupuesto gubernamental de Venezuela y representan casi todos los ingresos por exportaciones. El problema más profundo de Venezuela proviene del hecho de que casi todos los llamados “beneficios sociales” del gobierno de los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro han sido financiados por la expansión monetaria.

En 1998, antes de que Hugo Chávez se convirtiera en presidente, la oferta monetaria ampliada (M3) se situaba en 10.600 millones de bolívares. Para el año 2010, la oferta monetaria venezolana ya había subido a más de 290 mil millones de bolívares y, a partir de octubre de 2016, la oferta monetaria M3 alcanzó los 7.513,9 millones de bolívares venezolanos (gráfico 2).

En consecuencia, la inflación anual de los precios se disparó de un 25% antes de 2012 a más del 180% a finales de 2015 hasta que el gobierno prácticamente dejó de publicar una cifra oficial. El Fondo Monetario Internacional estima un cierre de la tasa de inflación de 480% para el pasado 2016 y de 1.640% para 2017.

Desde 2012, el precio del petróleo venezolano ha bajado de $100 por barril a menos de $50. Debido a la turbulencia política y la socialización de la industria, la producción total de petróleo del país ha caído a un mínimo de 13 años en 2016. Las exportaciones de Venezuela, que consisten casi completamente en petróleo, han caído desde un máximo de 30.700 millones de dólares en el tercer trimestre de 2008 , A actualmente menos de $ 10 mil millones por trimestre. En febrero de 2016, el gobierno venezolano devaluó oficialmente su moneda en un 37 por ciento frente al dólar estadounidense, de 6,3 a 10 bolívares, mientras que la tasa del mercado negro se ubicó en más de 1,000 bolívares por un dólar.

La Revolución Bolivariana, que Hugo Chávez inició en 1999, está llegando a su fin. La grave escasez de bienes básicos, las líneas de alimentos, los precios exorbitantes del mercado negro, el colapso de la moneda y la hiperinflación afligen ahora a un país que afirma poseer las mayores reservas de petróleo probadas del mundo.

Es sólo cuestión de tiempo para que Venezuela ya no pueda financiar sus importaciones y para que un caos social y político de proporciones sin precedentes aflija al país. Las consecuencias también afectarán a los países vecinos de Venezuela.

Visto: 466 veces

Deja un comentario